martes, 6 de agosto de 2013

PULSO SINDICAL Nº 202 DEL 28 DE JULIO AL 05  DE AGOSTO  DE 2013

No es mucho lo que podemos decir respecto del Paro de los recolectores de basura, pues solo se recibió información general del problema. Lo que mas queda en la retina, es la disconformidad inicial de los trabajadores, que luego varió hasta ratificar el acuerdo propuesto por sus dirigentes. Así informó la prensa sobre el término del conflicto:

SANTIAGO. (EMOL CHILE)” Tras una extensa negociación entre el gremio de los recolectores de basura, autoridades de Gobierno y comunales, las tres partes sellaron un acuerdo que pondría fin a la paralización de los trabajadores
..Anunciaron que se confeccionará una mesa de trabajo para que en un plazo de 60 días se dé solución a las demandas de los trabajadores, y un periodo de un año para que las medidas acordadas se implementen.
…Uno de los objetivos que tendrá la mesa, que integrarán las empresas recolectoras, los trabajadores, los municipios y el Gobierno, será elaborar un nuevo marco regulatorio que mejore las condiciones laborales para el sector, entre ellas, alzas salariales.”
PULSO SINDICAL EXTRA N º11

CARTA ABIERTA A LOS TRABAJADORES DEL TURISMO EN CHILE  Y A LOS DIPUTADOS Y SENADORES DE LA REPÚBLICA

Hace algo mas de una semana concurrimos a la Comisión de Economía del Senado, para explicar nuestras aprehensiones con la ley que legaliza la flexibilidad horaria en el turismo, propuesta que afectará por lo bajo a mas de 300.000 trabajadores.
Mayores esperanzas no nos habíamos hecho y estas terminaron de frustrarse al notar que los honorables senadores no tenían mucha idea del proyecto en cuestión.
Solo Andrés Zaldivar comprometió el contacto con uno de sus asesores, lo que no se materializó.
La misma indignación expresamos por el rol de la oficina de la OIT en Chile, a quienes enviamos detallada información sobre este proyecto y que hasta el día de hoy ni siquiera han respondido.
PULSO SINDICAL Nº 201 DEL 20 AL 27 DE JULIO DE 2013

Nunca dejaremos de estar y recordar a los nuestros. Son ellos, los miles que nadie reconoce, los que construyen el edificio de la nueva sociedad con la que soñamos.
No hubo medios de comunicación ni declaraciones destacando el rol de Luis Vidal. Lucho era el conserje del edificio donde están nuestras oficinas, uno de esos cientos de hombres que sin medir tiempos siempre están dispuestos a ayudar, a apoyar las diversas inquietudes de quienes viven en un edificio.