viernes, 17 de mayo de 2013


PULSO SINDICAL Nº 193 DEL 07 AL 13 DE MAYO DE 2013

Hicimos un análisis mas bien modesto del circo electoral que se avecina. Agradecer a quienes lo comentaron y lo difundieron a través de sus propias vías, en particular el interés demostrado en el movimiento sindical, tanto en el sector público como en el privado.
Sin embargo no podemos dejar sin comentar la virulencia con la que se expresa el señor Roberto Arce Contreras. Rechazo sus amenazas y descalificaciones, propias de quienes se siente dueños de toda la verdad y pasan viendo la paja en el ojo ajeno sin ver la viga del propio.
Se equivoca el señor Arce al tratar de acallarnos por la vía de la descalificación. El Pulso es un modesto intento de análisis  a nuestra realidad y desafíos de trabajadores  y cuando se haga el resumen respecto del próximo proceso electoral, el señor Arce y otros como él no tendrán mas que reconocer lo acertado de nuestra argumentación.
Respecto de ese tema y solo a modo de conclusión por ahora, llamar a los trabajadores a no creer en nada mas que en su propia fuerza, ya que será por esta vía que irán consiguiendo respuestas a sus demandas.
Nada se gana votando como autómatas, como nada se consigue absteniéndose o anulando el voto. Claro que es en definitiva una cuestión de conciencia, pero el único voto que vale es aquel que se sustenta en la fuerza efectiva de las organizaciones y de sus integrantes, ya que quienes representan sus postulados no pueden después hacerles la desconocida, como sucede hasta ahora.

PULSO SINDICAL Nº 192 DEL 01 AL 06 DE MAYO DE 2013

Fue un acto a la altura de la fecha que lo convocaba.
Nos propusimos recordar el sentido histórico de la gesta de Chicago en 1886.
En esa ocasión se levantaron demandas que fueron apoyadas con una huelga de miles de obreros. La exigencia era simple, concreta, clara:
8 horas de trabajo 8 horas de descanso y 8 horas de recreación.
El capital aterrado ordenó reprimir, encarcelar y llevó a la horca a dignos colaboradores de la causa obrera, todos vinculados a periódicos populares, cuya finalidad principal era educar y crear conciencia de clase.
127 años desde entonces y se continúa con demandas irrealizables, no porque no sean justas, si no porque sin clase trabajadora organizada, de pie, es imposible avanzar, salvo que se transe o negocie con los promotores o los defensores de la explotación.

PULSO SINDICAL Nº 191 DEL 22 AL 30 DE ABRIL DE 2013

LOS TRABAJADORES Y EL PRIMERO DE MAYO

El día Internacional de los Trabajadores es una fecha histórica y es una obligación de cada dirigente, de cada trabajador, conocer su historia y difundirla.
Lamentablemente, desde un tiempo a esta parte, ha ido perdiendo su valor histórico y en muchas partes se le llama “día del trabajo o fiesta del trabajo”. Dejó de ser un día feriado y casi se han perdido las marchas multitudinarias de organizaciones marchando junto a sus estandartes y banderas.

Los trabajadores - aquellos que venden su fuerza de trabajo a los dueños del capital - pese a ser actores fundamentales del avance que muestra el mundo, no son reconocidos como lo merecen y se pretende a través de las mas variadas formas, privarles hasta de sus derechos mas básicos para llevarlos a un estado que nosotros hemos llamado de “neo – esclavitud “.
El mundo se globalizó, nos dicen con convicción profunda, pero nadie reconoce que pese a todos los adelantos científicos y técnicos de los que se puede jactar la sociedad actual, existe un elemento insustituible. La fuerza humana que mueve las maquinas, presiona los botones, esa que interconecta en cosa de segundos al mundo.
Sin trabajadores no hubiera sido posible el adelanto del que hoy disfrutamos.
No existirían las carreteras, los altos edificios, las casas humildes y las mansiones. No estaría asegurado el sustento para los miles de millones de individuos que pueblan el mundo.