jueves, 15 de noviembre de 2012


PULSO SINDICAL EXTRA Nº 9 –
HOMENAJE EN EL NATALICIO DE CLOTARIO BLEST RIFFO

“Hay hombres que luchan un día y son buenos, hay otros que luchan un año y son mejores, hay quienes luchan muchos años y son muy buenos, pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”.
Bertold Brech
                                                 *****
El 17 de Noviembre de 2012 se cumplirán 113 años desde que naciera el dirigente Sindical y luchador por los derechos humanos, CLOTARIO BLEST RIFFO. Durante toda su vida se entregó a la causa de los trabajadores, nunca acepto ni promovió la discriminación, la exclusión, ni el sectarismo. Su objetivo fundamental era la preparación conciente de los trabajadores, lo que provocaría el despertar de estos y los llevaría a luchar  por obtener respuestas a sus demandas y aspiraciones. De la mañana a la noche, no importando el lugar ni las condiciones, estaba entregando su mensaje de unidad, incentivando a los trabajadores a perder el miedo y confrontar este sistema injusto que los priva de sus derechos mínimos. 

Clotario Blest Riffo nació en Santiago el 17 de noviembre de 1899. Asumió como un apostolado la causa y la defensa de los derechos de la clase trabajadora. Participó activamente en el proyecto de llevar las ideas cristianas a los mas pobres y mostrar, con el ejemplo, que Jesucristo no era un monumento ni una estatua y que su ejemplo debía seguirse todos los días.
Entre 1920 y 1922, Clotario participó en charlas y conferencias entregadas por Luis Emilio Recabarren, a quien siempre admiró por la entrega a la causa de los trabajadores.
En 1921 participa en “ El Surco “ un grupo cristiano que tenía como fin organizar a los trabajadores. En 1927 preside la Unión de Centros de la Juventud Católica  y entre 1928 y 1939 formó parte de la Liga Social de Chile, que adhirió a la  Republica Socialista y al Frente Popular.
En 1943 vio concretada quizás una de sus mas importantes iniciativas, al constituirse la ANEF, entidad que presidió y a la que estuvo permanentemente ligado.
Durante el gobierno de González Videla constituye la Junta Nacional de Empleados de Chile (JUNECH) y en 1951 organiza el “ Comando Único contra las Alzas y la Especulación“.
En 1953 preside la Central Única de Trabajadores, la que ayudó a constituir junto a otros dirigentes sindicales. En 1968 participa en la creación de la “Iglesia Joven“ grupo que posteriormente se tomará la Catedral.
En 1970 junto a estudiantes, obreros y profesionales crea el Comité de Defensa de los Derechos Humanos.

Después del Golpe Militar su figura pasa a ser uno de los símbolos de la lucha antidictatorial participando en acciones no-violentas en tribunales cárceles, calles, etc. Vestido modestamente e identificado por su larga barba blanca, fue por todos los lugares apoyado por jóvenes, hombres y mujeres que no cejaron nunca en la lucha contra la opresión.
En 1976 junto al cardenal Raúl Silva Henríquez apoya la constitución de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, que se realiza en su casa.
En 1978 recibe del Servicio Paz y Justicia, presidido por el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, el Premio de la Paz.
Clotario Blest Riffo pasó sus últimos días en la enfermería de la Iglesia de la Recoleta Franciscana en un pequeño cuarto, atendido por los padres franciscanos.  Solo y pobre, con su mameluco azul y un cordón franciscano amarrado a su cintura fue poco a poco extinguiéndose, hasta que una enfermedad respiratoria terminó con sus días el 31 de mayo de 1990. 
Don Clota, como cariñosamente le llamaba todo el mundo, fue un hombre de firmes convicciones que no ocultó jamás su sentir y dijo su palabra en todo lugar.
Admirador de Jesucristo, Luis Emilio Recabarren y el Che Guevara, promotor, fundador y primer Presidente de la Central Única de Trabajadores, hasta el término de su vida física llamo a la unidad de todos los trabajadores chilenos.


MANUEL AHUMADA LILLO
Presidente de la CGT